Cómo dominar tu mente: hazlo sin sentir

Cómo hacerlo cuando no sientes que debes hacerlo

Image for post
Image for post

¿Cuántas cosas te dices a ti mismo y acabas no cumpliendo? ¿Cuántas intenciones acaban en palabrería? ¿Y cuántas cosas quieres hacer que nunca logras hacer?

Te dices a ti mismo, venga, hoy voy a cambiar el mal hábito de ___________. Hoy voy a empezar a practicar ______________________ y luego voy a trabajar en _________________, ___________________ y _______________________ para hacer lo que debo hacer. Iré al gimnasio o haré deporte en exteriores una hora.

Y cuando llega el momento, no te levantas, prefieres gratificación instantánea o miras hacia otro lado. Eso es lo que sucede. Sientes que no debes hacerlo.

Entonces la duda aparece “quizá no es para mí”, “a lo mejor estoy empujándome erróneamente y cargándome de exigencias”, “volvamos a lo de siempre”, “¿Quién te has creído que eres?”. “No me siento cómodo”.

Hazlo sin sentir, cariño

Hay muchos momentos cuando hay cosas en la vida que quieres hacer, necesitas hacer, debes hacer, pero llega el momento y no las haces. Así que para esos momentos, tengo el “hack” perfecto:

Hazlo sin sentir.

Estoy cansado, hace frío, he dormido poco, todo el mundo lo desaconseja, no tengo apoyo, llueve, es temprano o muy tarde… Uf, ¿para qué hacerlo? No lo veo… ¿Qué hacer?

Hazlo sin sentir.

Entonces todo cambia, porque reconoces que hay ciertas cosas en tu mente que están intentando pararte y secuestrarte. Te das cuenta de ello. ¿Y adivina qué?

Lo haces sin sentir. Grandioso.

Nunca espero hacerlo mejor que nadie, o dejar a todo el mundo con la boca abierta, solo estoy diseñando una plataforma para un día conseguirlo. Mientras tanto, no dejo de intentarlo.

¿La clave?

Hazlo sin sentir.

La gente no ve el poder de hacer las cosas no importa qué, y mientras no lo siga viendo, gente como yo, estará aquí para recordarlo, no con palabras, sino con acciones.

Incítate a la acción cada vez que hables contigo mismo. Cuando sientas, que sea para empujarte. Cuando pienses, que sea para saltar límites.

Domina tu mente, no cambiándola, sino yendo al extremo opuesto.

Pero, no siento que deba hacerlo…

Pamplinas, debes hacer lo que debes hacer. Sí, así es, aunque no sientas que debes hacerlo.

Los sentimientos nos confuden más que nos aclaran. Nos desvían de lo que hay que hacer para sobresalir.

Al final de tus sentimientos no hay nada. Pero al final de cada principio siempre hay una promesa.

La razón por la cuál estás tan sobrepasado es por tus sentimientos, la misma razón por la cual no alcanzas tus objetivos.

Estás demasiado pendiente de lo que sientes y no sientes, lo que debes sentir y lo que no.

No sientes que debas levantarte temprano.

No sientes que debas hacer lo que no te gusta.

No sientes que debas entrenarte cada día del año.

No sientes que tengas que cuestionarte.

No sientes que debas ponerte en la piel de otros.

No sientes que debas resistir para quiá no conseguirlo.

No sientes que debas meditar durante 10 años.

No sientes que debas amar si no eres correspondido.

Y dime ¿quién lo siente?

Lo veo cada día, en la mayoría de las personas con las que me cruzo. Estás diciendo no a la grandeza, a tus sueños, a la plenitud del ser. Lo que no sé si sabes es que en un solo día podrías estar empujando hacia atrás todo 6 meses, incluso un año. En un solo día, lo echas todo a perder.

¿Puedes creerlo?

En ese día que decidiste seguir en la cama,

En ese día que decidiste no ir a entrenar cuando tenías que hacerlo.

Esos momentos te hacen retroceder no sé cuanto, pero mucho.

Si no lo sientes, hazlo

¿Sabes que hay que hacer esos días que no puedes más? ¿Esos días que estás agotado o enfermo de tanto empujar?

¿Sabes que hago en esos días?

Voy a muerte igualmente. Aunque me muera.

Voy a por todas, aunque eso me consuma y me queme vivo.

Lo hago.

Incluso aún no pudiendo darlo todo, voy con todo lo que pueda ir.

Tienes, que, hacer, que, las, cosas, sucedan. Da igual lo agotado que estés.

No importa lo golpeada que esté tu mente.

Lo castigado que esté tu cuerpo.

Como de fatigado estés emocionalmente. O vacío espiritualmente.

No debes pensar en ello, porque sabes que tienes que hacerlo, no importa qué.

Es como respirar, es parte de lo que te hace humano.

Hacer que suceda.

El 99% de la victoria aparece cuando continúas.

El 1% restante ocurre cuando estás ahí.

58 clientes, 60 negocios asesorados, 423 conferencias, 4.265 artículos, 34 proyectos, 8 libros, 484 clases impartidas, 6 empresas, 21 aventuras, 36 experimentos. Hasta el momento.

Isra García es marketing, innovación, disrupción, cambio y economía conectada. Es iniciativa, intensidad, impacto positivo y transformación.

Biografía profesional.

Como speaker.

Como consejero y consultor.

Más personal.

Suscríbete a los chispazos diarios en www.isragarcia.es

Da un vistazo a mis podcasts, libros, servicios como consultor, micro-MBA no convencional, entrenamiento privado en alto rendimiento,programa de educación disruptiva, agencia de marketing,agencia de branding, blog y/o servicios como conferenciante.

Written by

9 books, 61 clients, 62 biz advised, 432 speakings, 4.690 articles, 38 projects, 519 lectures, 7 companies, 22 adventures, 43 experiments, ∞ fails.

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store