Cómo no impresionar a alguien y ser rechazado

Tendemos a hablar 20 veces más de las que escuchamos, nada nuevo. Ahora, cuando estamos delante de alguien del que pretendemos obtener alguna clase de oportunidad, por alguna razón pasamos a hablar 10 veces más de las normales y además empleamos 20 de esas 30 veces en vendernos ferozmente. En muchos casos tratando de ser elegantes y sutiles, pero desafortunadamente el ansia por l triunfo ciega el intento y a la 5 vez ya hemos perdido esa suavidad y sin darnos cuenta estamos actuando apenas sin escrúpulos.

Contarte cómo impresionar a alguien sería útil, pero cómo no hacerlo sería salvajemente interesante.

Cuando te acerques a alguien que no conoces, nunca, le cuentes la historia de tu vida. Dale un poco de tiempo antes de contar algo tan personal. Incluso aunque parezca que esa persona te entenderá y quiere escucharla. Incluso aunque sepas con certeza que le va a gustar. Crea una conexión breve, original y divertida. Luego, da un paso atrás y valora si sería el momento a al siguiente vez.

Si conoces a alguien a quien respetas, admiras o te gusta su forma de trabajar, no le hables de lo bueno que eres haciendo justamente lo que tu haces y que esa persona podría necesitar. Incluso aunque sepas que eres bueno. Incluso aunque sepas que esa persona está buscando a alguien como tú para ocupar el puesto de trabajo que tu desarrollarías genialmente. En lugar de eso interésate por la persona que tiene frente a ti, haz preguntas, empieza con aquellas más generales y luego ve derivando a más específicas y relacionadas con el trabajo. Si conectas esa persona te preguntará a ti también y entonces tendrás oportunidad de responder. Trata de ser neutral en tu respuesta cuando se trate de ti, incluso diría que hables de tus defectos y bromees sobre ello. Es un gran gesto de humildad y vulnerabilidad.

Hacer un reproche, una crítica dura o un feedback demasiado contundente a alguien con el que quieres conectar, no tienes la suficiente confianza y hacer eso por el mero hecho de llamar su atención, bueno, eso es una técnica bastante desagradable. Aunque creas que podría ayudar y tuvieras todo el fundamento para hacerlo. Piénsalo unas veces más antes de hacerlo, si de todas maneras estás decidido a hacerlo, suaviza todos los bordes, sé lo más empático que puedas, piensa en cómo te gustaría que te dijeran algo que podría resultar amargo.

Impactar a alguien contando tus batallitas, tu historia, tus logros, tu empresa o marca, los servicios revolucionarios que ofreces o lo que la gente dice que te pareces a la persona que tratas de impactar no es lo más recordable. Precisamente esto causa el efecto contrario. Rechazo. Empieza por ser tú mismo, habla como si le hablaras a alguien que respetas, que te conoce, con quien te gusta hablar y comaprtir cosas y con quien sabes que vas a pasar mucho tiempo juntos. La mejor manera de impactar a alguien es siendo tu mismo.

Más historias como esta, aquí.

Written by

9 books, 61 clients, 62 biz advised, 432 speakings, 4.690 articles, 38 projects, 519 lectures, 7 companies, 22 adventures, 43 experiments, ∞ fails.

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store