Cómo vivir antes de morir

Un día te levantas y bueno, no te levantas. Se acabó. Fin de la historia. Obvia el resto, no necesitas pensar nada más, no servirá de nada. A partir de ahí ya no cuentas. Muy duro.

El inconveniente aquí es que no sabes cuando va a llegar ese día. De repente, llega un día y alguien a quien amas (madre, abuelo, hermana, primo, mejor colega, gran compañero de trabajo o vecina) llega al fin de su historia (muy corta, corta, medio-medio, bastante larga o larguísima), sin avisar, de sopetón y justo cuando más dulce (o amargo) era todo. Nota: hablo de otra persona, porque si fueras tú, no tendría sentido seguir.

¿Qué sucede entonces? ¿Cómo te sientes? ¿Cómo reacciones? ¿Cuál es la postura que adoptas¿ ¿Tu comportamiento a partir de ahí? ¿Qué cambia? El resultado a partir de aquí es impredecible ¿Pero sabes algo? Todos hemos estado aquí. Con mayor impacto o menor, indirecta o directamente con más dolor o menos, pero todos hemos estado.

Te diré lo qué yo haría:

  • Vive más rápido, muy muy rápido, frenéticamente, a un rimo casi fratricida, pero al hacerlo no pierdas ni un ápice de intensidad, disfrute y agradecimiento por cada día que pasa.
  • Actúa de manera atrevida, casi insultante frente al riesgo. Búscalo y encuéntralo y luego lánzate a él.
  • Aprecia cada uno de los segundos que pasan en tu reloj como si fuera el último. No es necesario que vuelvas a ser agradecido, simplemente haz algo que demuestre ese gran aprecio.
  • Toma decisiones, vital importancia y delicadas o insignificantes, basadas en el ritmo acelerado de tus pálpitos.
  • Haz el caso justo (muy poco) a (casi) todo el mundo, ignora en gran proporción. Fíate más de tu intuición.
  • Empieza de cero, o de 100.000, sube o baja, haz lo que quieras. Justamente lo que te haga sentir bien contigo mismo y el mundo.
  • Invierte tu tiempo en que otras personas vivan la vida que merecen vivir. Desata su pasión, ilusión y desenfreno.
  • Sigue menos, lidera más.
  • Desfragmenta la ansiedad en hechos ríduculos e improbables. Desenfoca tus complejos. Estudia profundamente el miedo, permanece un tiempo ahí, entiéndelo y conócelo. Aprende sus movimientos y comportamiento tan bien, que nunca más vuelva a ser una novedad.

Que la ilusión por el momento te deje totalmente ciego y nos vuelvas a ver nada más que lo increíble que tienes entre tus manos. El tiempo de vivir antes de morir.

Written by

9 books, 61 clients, 62 biz advised, 432 speakings, 4.690 articles, 38 projects, 519 lectures, 7 companies, 22 adventures, 43 experiments, ∞ fails.

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store