Qué pasa cuando permitimos que nuestro trabajo sea juzgado por otros? ¿Qué sucede cuando otros toman la responsabilidad de decidir que trabajo es el mejor? ¿Quien es el responsable de marcar los estándares? ¿Qué persona establece la barrera? ¿Qué pasa cuando entregamos nuestro mejor intento a la aleatoriedad de un jurado? ¿Qué pasa cuando personas que no conocemos deben dar la conformidad a aquello que producimos? perdemos, perdemos miserablemente, porque estamos vendiendo nuestra energía, trabajo y sueños a un precio muy bajo, demasiado bajo.

Recientemente, mi blog — como el de muchos otros — ha pasado a formar parte de un concurso por elegir a los mejores blogs de marketing de 2012. Un proceso que va a través de votación, un proceso que me parece respetable y aceptable.

Lo que me cuenta entender es cuando se supone que tú debes promocionar tu blog para que consiga más votos. Es cuando debes aparecer más que nunca para que tu candidatura sobresalga del resto y obtengas más notoriedad. Entiendo la acción comercial/marketing por parte del organizador — eso no me importa, al fin y al cabo es una táctica tan válida como otras — vuelvo a no cogerlo, el pedir que voten tu trabajo para que seas más popular y obtengas un reconocimiento social, una aceptación masiva. ¿En serio vas a venderte tan barato? ¿es eso lo que vale tu trabajo? ¿en serio?

Cuando buscas la aprobación de tu trabajo mediante una prueba social, tu éxito pasa a ser directamente proporcional a la suma de personas con las que tengas afinidad, empatices o crees compasión. Es decir, tu trabajo pierde lo que podría denominarlo como el trabajo que te aparta del resto. Dicho de otra manera, tu trabajo pasa a valer cero.

Tengo una idea, anima a otros a que voten a otros blogs, no al tuyo, da crédito a los demás.

El trabajo que marca la diferencia y crea cambio es el trabajo que sale a la superficie naturalmente por su brillantez, la excelencia no es un accidente ni tampoco depende de la opinión de los demás, ni menos de su voto — o aprobación. Es algo personal, algo que uno mismo decide hacer realmente cuando deposita toda su energía, intento, pasión e ilusión en el intento por cambiar a aquellos que impacten con su trabajo.

Ni popularidad, ni reconocimientos ni menos re-afirmación. Busca hacer el trabajo importante, el que deja una huella postiva en las personas. Invierte el tiempo que empleas en promocionar que otros piensen que tu blog es el mejor, en aportar valor a otras personas, ser útil, seguir haciendo que algo suceda y abriendo nuevos caminos.

Elección y no oportunidad, es lo que determina si tu trabajo te hace sobresalir.

Written by

9 books, 61 clients, 62 biz advised, 432 speakings, 4.690 articles, 38 projects, 519 lectures, 7 companies, 22 adventures, 43 experiments, ∞ fails.

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store