Hay una inmensa diferencia entre ser un héroe y ser un dios. Usualmente los dioses son más venerados, idolatrados y alabados que los héroes, entre otras cosas. Quizás en la antigua Grecia era una buena opción ser un dios, pero en el mundo en el que vivimos hoy no estoy muy seguro de que ser un dios sea la mejor oferta:

Un héroe hace algo impensable un día y va sorprende al mundo. Un dios está obligado a hacer precisamente eso cada día.

Un héroe trabaja y vive en el margen de la vida. Un dios vive y trabaja donde quiere, cómo quiere y en lo que quiere. El dios esta por encima de la ley. No se ve afectado por ninguna condición.

Un héroe es vulnerable porque es un ser humano, puede ser tocado y hundido. Por el contrario, un dios es invulnerable, nunca podrá ser vencido, es inmortal e inalcanzable. Vaya cosa más aburrida esto último.

Un héroe toma posiciones y se coloca en la línea de fuego, allí donde choca con críticos, cínicos y haters. Un dios nunca puede ser cuestionado, criticado o incluso dudar de él.

Un héroe forja un leyenda a través de sus actos y hazañas, hechos. Un dios obra milagros, actos fuera de este mundo que frecuentemente son muy difíciles de creer y científicamente no demostrables.

Un héroe pertenece a este mundo, vive entre la gente, actúa como una persona normal y se llama como alguno de tus compañeros de clase o colegas de trabajo, hasta que un día decide marcar la diferencia y hacer algo fascinante. Un dios pertenece a las alturas, camina por el Olimpo y tiene superpoderes sobrehumanos.

Un héroe vive fuera del limbo, allí donde los sentimientos podrían ser heridos, la sensibilidad adulterada y el trabajo fallido. Un dios vive en el limbo, donde todo es perfecto y nunca nada falla.

Un héroe tiene súperpoderes: pasión, resilencia, liderazgo, ilusión o empatía. Un dios decide que superpoderes debe tener un héroe.

Si vas a elegir ser alguna de estas dos figuras, opta por ser un héroe, siempre. Es lo que más necesita este mundo, personas normales que deciden hacer cosas fuera de común. No luches por pretender ser un dios — ni siquiera un semi-dios — o acabarás intercambiando tu felicidad, familia y vida por ser algo que no existe y que nadie en su sano juicio desearía ser.

Written by

9 books, 61 clients, 62 biz advised, 432 speakings, 4.690 articles, 38 projects, 519 lectures, 7 companies, 22 adventures, 43 experiments, ∞ fails.

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store