Reafirmación no es feedback, ni a la inversa

Hay una gran diferencia entre pedir feedback, buscar reafirmación y necesitar permiso. Tu ya lo has sentido.

Pides feedback, lo obtienes, trabajas en ello, mejoras, e incrementas considerablemente la probabilidad de obtener un resultado más potente que antes de obtenerlo. Brillante, eso es maravilloso.

Haces todo lo de arriba y vuelves a pedir feedback. Disculpa, pero eso ya no es retro-alimentación, sino que se le llama reafirmación.

Después de la reafirmación, el discernimiento aumenta y la confusión e inseguridad se apodera de ti. Ya no buscas un feedback, lo que realmente estás haciendo es tratar de escuchar una voz, leer un email, recibir una llamada o una palmada en la espalda que te diga que vas por buen camino, no fallaras, estás a salvo. Entonces, respiras tranquilo, si algo sale mal la culpa será de esa persona que te concedió el permiso.

Eso es lo que desearías, pero no es lo que sucederá. El resultado recaerá sobre ti, no habrá nadie a quien culpar y no siquiera habrás elegido que hacer, te habrás vendido a la reafirmación y al permiso, sin haber visto ni siquiera un cheque falso.

La alternativa, ser la persona que ignora el sistema y perpetua la irreverencia. Golpea y comprueba que sucede, o será al contrario y no te va a gustar.

Written by

9 books, 61 clients, 62 biz advised, 432 speakings, 4.690 articles, 38 projects, 519 lectures, 7 companies, 22 adventures, 43 experiments, ∞ fails.

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store